Tazas de café con mucha personalidad

Tazas de café con mucha personalidad

Tazas de café con mucha personalidad

 

El primer café del día es para muchos una necesidad más que un capricho. Coger energía desde bien temprano pasa por preparar un buen y cargado café y tomarlo en nuestra taza favorita.

Las tazas, a pesar de estar presentes en todas las cocinas, no siempre llaman la atención ni tienen demasiada personalidad. Esto está bien para gente que gusta de lo sobrio pero, para los que somos más arriesgados y transgresores, nos van las tazas con mucho rollo, divertidas y originales. Hoy os traemos algunas tazas que seguro querréis tener y que serían perfectas para el primer café, y para el segundo y hasta para llevarlas por la calle.

 

El robot del café

Tazas de café con mucha personalidad

La saga de Star Wars tiene millones de seguidores que seguro buscarían debajo de las piedras esta taza. La taza con la forma del robot R2D2 además de sólida y firme, trae la cabeza a modo de tapa para que no se nos enfríe la bebida más de lo necesario.

 

El diseño en una taza

Si la sencillez y el diseño es lo tuyo, esta taza será la guinda del pastel que es tu cocina. Un diseño algo raro pero diseño al fin y al cabo, y seguramente casi exclusivo, no creo que lo veamos en otros lugares. Eso sí, beber de esta taza es para expertos en contorsionismo.

 

La taza amiga

Esta taza de café te da el doble de sujeción. Si eres de los que gustan el roce y el cariño, esta taza está dispuesta a tenderte siempre la mano. Podría decirse que es una taza para almas solitarias, y además tiene un buen tamaño para meter café y paliar la soledad. Un buen roce mañanero que nos active y nos de positivismo.

 

La taza de café (de café)

Esta es la taza definitiva para los amantes del café. Esta es la verdadera expresión de una taza de café. Los granos de café bien podrían ser de verdad y aportar el doble de su aroma, algo que nos activaría sólo con tocarla. Si conoces a alguien que le guste tomar el café y olerlo, regálale esta taza.

 

Sin Comentarios

Deja tu comentario