Razones para tener un gimnasio en casa

Razones para tener un gimnasio en casa

Razones para tener un gimnasio en casa

 

El deporte debería ser una de nuestras prioridades diarias y tener al menos media hora reservada todos los días para poder ejercitar nuestro cuerpo y mente.

Mucha gente no está dispuesta a pagar las cuotas de los gimnasios para ir dos días y perder el dinero. Una de las principales ventajas de tener un gimnasio en casa es que no tenemos horarios. Cuando hablamos de tener un gimnasio en casa no nos referimos a tener 200 m2 de máquinas y aparatos, con tener una máquina (cinta de correr, elíptica o bicicleta estática) y unas mancuernas bastará para ejercitarnos de forma adecuada.

A muchos les da pereza salir a la calle tras un día de trabajo, a otros estarse arreglando para ir a un gimnasio, teniendo en cuenta el tiempo que lleva ir y venir. Si tienes tu gimnasio en casa podrás hacer ejercicio las veces que quieras, con la ropa que quieras y con la música al volumen que quieras. No tendrás que esperar turnos, escuchar conversaciones que no te interesan ni pasar por duchas de dudosa higiene. Además, entrenar en casa nos distrae de la misma forma que si lo hacemos en un gimnasio convencional.

Lo ideal es que fijemos un horario casi fijo para entrenar, y así ir creando una rutina y que sea el cuerpo, a la larga, el que nos exija practicar ejercicios. Trata de adecuar el lugar donde hagas deporte de una forma que te resulte agradable. Pon pósteres de gente a la que te gustaría parecerte para que te motiven a seguir progresando y, además, a la larga podrás animarte a completar tu ejercicio en casa con paseos o carreras en la calle. Invertir en una máquina también hará que te exijas amortizarla, no querrás haber tirado el dinero a la basura.

Sin Comentarios

Deja tu comentario