5 objetos inútiles que no echarás de menos tener

5 objetos inútiles que no echarás de menos tener

 

5 objetos inútiles que no echarás de menos tener

 

A lo largo de un día normal en nuestra vida seguro que más de una vez hemos pensado en crear algo que resuelva alguna de las dificultades o tareas a las que nos enfrentamos. Cuando pensamos en esto, suelen ser soluciones propias y obviamente pocos las llevan a cabo pero, a veces, o bien los inventos no salen bien o quien los crea no tenía demasiado claro el plan de construcción y acaban siendo inútiles. Aquí os traemos cinco objetos que no echarás de menos tener en ninguna circunstancia, de echo, algunos querrás hasta olvidarlos:

 

La regadera infinita

Esta regadera a primera vista parece normal pero poco tardamos en darnos cuenta de que el boceto ya venía mal o el que lo construyó se lió al acabar. Si intentamos regar cualquier planta con esta regadera puede que nos lleve más tiempo del que debe, el cuento de nunca acabar podríamos decir.

Las botas que no mojan, empapan

En los días de lluvia, los zapatos de tela no son los más oportuno y, por suerte, a alguien se le ocurrió crear unas botas altas aislantes para poder salir sin miedo a mojarnos ni acabar empapados. Pero no todas las botas de agua son así. Estas que vemos, podríamos decir que son más bien para verano, ya que parecen más unas chanclas que unas botas de agua. Si llueve, yo no recomiendo usarlas o, al menos, usarlas sin calcetines gordos.

Un mechero original

Este invento seguro que, por muy inútil, pesado y espacio que ocupe, muchos fumadores no dudarían en llevarlo en su bolsillo (si les cabe). Este mechero solar, casi hipster, es muy respetuoso con la naturaleza pero, para cuando hayáis querido encender el cigarrillo, seguramente se haya hecho de noche.

Decoración demasiado minimalista

El minimalismo es un tipo de decoración basada en utilizar pocos muebles pero prácticos y colores que no desentonen. Hasta ahí todo bien, pero,¿ no creéis que un lavamanos sin desagüe ya es pasarse? Ahí tendremos agua hasta cansarnos, e incluso hasta mudarnos.

El huevo frito casi hecho

A todos nos gustan las comidas que vemos por la tele. Esas patatas cortadas a la perfección o esos huevos fritos que parecen mágicos. Por mucho que nos vendan una espátula con forma de huevo, no creo que el huevo vaya a amedrentarse y a no expandirse.

 

 

Sin Comentarios

Deja tu comentario